Los monigotes de Alan Becker vuelven a la carga

Alan Becker ha publicado un nuevo trabajo, y vuelve a ser una maravilla. Esta vez el mismísimo reproductor de Youtube (metaficción de primer nivel) se da de hostias para derrotar a unos enemigos duros, muy duros de roer. Aprovecho la ocasión para dar un repaso por los trabajos previos que bajo la etiqueta “Animation” nos ha dado este genial autor.

Becker es ya un clásico de internet y de la animación contemporánea. Sus trabajos previos protagonizados por estos adorables e hiperactivos monigotes (en su último trabajo hay incluso una referencia del primero) alcanzan ya la media docena, y son una gozada de principio a fin. Parece mentira pero hace ya diez años que el primer monigote de Alan se asomó por la pantalla de su Macromedia Flash. Su lucha épica contra su propia creación debería figurar ya en los anales de internet.

Como sabía a poco, inmediatamente publicó la secuela, en donde el animador impenitente no solo volvía a crear a su rebelde criatura, sino que incluso la convertía en “El Elegido”. Aquí el monigote sale ya de la prisión de Adobe y batalla incansablemente por el campo verde de Windows XP contra los iconos de Firefox o Instant Messenger, con importante cameo del viejo Avast.

Cuatro años tardó en llegar la tercera parte. “El Elegido”, tras liberarse del trabajo esclavo como eliminador de pop-ups, luchará a brazo partido contra “El Señor Oscuro”. Otra vez andan por ahí Instant Messenger y Firefox, e incluso Chrome. Pese a tanto rival poderoso llegarán por fin su liberación definitiva y la derrota del animador.

Tres años después un nuevo monigote, de color rojo y muy cabezón, se convertía en el nuevo protagonista en un trabajo que por primera vez rompía la cuarta pared. Como si de arqueología de internet se tratara, a lo largo de la serie vemos la aparición de los nuevos paradigmas de la red. En esta ocasión Facebook, el iPhone o Snapchat sirven de escenario para una acción que transcurre en su mayor parte dentro de un Windows 7.

Y claro está que, una vez hechas las paces entre el creador y su obra, el conflicto necesario para nuevas aventuras ha de venir desde nuevas fuentes. Y si en su último trabajo es el reproductor de Youtube el rival a batir, en el anterior fue el universo de Minecraft el que generaba problemas para nuestros monigotes.

En fin, una maravilla de originalidad, imaginación y saber hacer. Conviene ver los vídeos no solo una vez sino varias, de otro modo se queda uno sin captar muchos detalles deliciosos. Por lo demás, confío que no acabe la fiesta aún, y que los monigotes encuentren más y más enemigos contra los que luchar.

Dejo como punto final un repaso del propio autor a su obra a lo largo de estos diez años (y que abarca mucho más que su serie de “Animation”). ¡Y con subtítulos en cervantino!

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s